Energía renovable y limpia gracias a bacterias que viven en las raíces de las plantas