Escuchar a los pájaros puede tener beneficios psicológicos