España desarrolla un plan para proteger a los invertebrados
Los grandes mamíferos se han convertido en paradigmas de las especies en extinción. Pero el caso es que muchas otras especies de animales (y también de plantas) se encuentran en peligro. Y todas poseen la misma importancia para el medio ambiente. La biodiversidad se compone de todas ellas por igual.

Quizá para conocer mejor a otras especies en peligro de extinción que no sean el lince o el oso pardo, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de España, a través de la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal, ha desarrollado un proyecto para el estudio demográfico y el estado de conservación de invertebrados.

Este estudio describe la situación de 213 especies de invertebrados españoles amenazados, centrándose, especialmente, en artrópodos y moluscos terrestres incluidos en la categoría “Vulnerables” dentro de la Lista Roja de los Invertebrados de España. Con ellos son ya 523 las especies de invertebrados incluidas en la Lista Roja, de las cuales 258 están en alguna de las categorías de amenaza. Han trabajado en este proyecto expertos de la Asociación Española de Entomología y la Sociedad Española de Malacología, bajo la coordinación del CIBIO (Centro Iberoamericano de la Biodiversidad).

Los resultados serán publicados en el Atlas y Libro Rojo de los Invertebrados de España (especies Vulnerables) en dos tomos: uno para artrópodos y otro para moluscos. Además, entre las especies más amenazadas, se han identificado las que deben considerarse prioritarias dado su delicado estado de conservación (unas quince, aproximadamente) debido, fundamentalmente, a su restringida distribución, con objeto de tomar medidas urgentes que conduzcan a garantizar su conservación.

Así, la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal continúa avanzando en el conocimiento de la biodiversidad amenazada en España y, en particular, en lo que respecta a los invertebrados. Se trata de los animales más numerosos y abundantes. En España, se estima que hay entre 50.000 y 60.000 especies, un 99% de la biodiversidad del país. Sin embargo, son los más desconocidos en cuanto a su conservación.