España quiere presidir el PNUMA
España ha presentado su candidatura para presidir el Órgano de Administración del Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas (PNUMA). La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, ha señalado que su programa tratará de avanzar en el consenso necesario para una economía verde.

España fue elegida miembro del Consejo de Administración del PNUMA por un periodo de cuatro años, desde 2008 hasta 2011. Pero ahora pretende dar un paso más y ostentar la presidencia de su principal órgano de gobierno, el Consejo de Administración. Para ello, presentará un programa para desarrollar una economía verde y fortalecer la gobernanza medioambiental internacional, además de preparar la cumbre Río +20. Para la ministra de Medio Ambiente, es una oportunidad para España para ser portavoz del PNUMA en los principales foros internacionales.

El anuncio se ha producido en un encuentro con el CAMA (Consejo Asesor del Medio Ambiente, órgano en el que participan organizaciones ecologistas, sindicatos, patronal, asociaciones de agricultores y representantes del propio ministerio), el primer encuentro de este organismo que ha presidido la recientemente nombrada nueva ministra de Medio Ambiente en el que, además de anunciar dicha candidatura, se han abordado otros temas como la Ley de Responsabilidad Medioambiental, el anteproyecto de ley de residuos y suelos contaminados y la creación de una reserva marina frente a las costas de Gerona.

El Ministerio ha recordado al CAMA que la Ley de Responsabilidad Medioambiental obliga a los operadores de determinadas actividades económicas y profesionales a garantizar financieramente los daños medioambientales que puedan causar. Así mismo, el MARM ha informado al CAMA de que la nueva política de residuos deberá garantizar la protección de la salud humana y del medio ambiente, maximizando el aprovechamiento de los recursos y minimizando los impactos de su producción y gestión. La nueva legislación obligará a las Administraciones Públicas a elaborar programas de prevención de residuos y a elaborar planes y programas de gestión en el ámbito de sus respectivas competencias.