Esta idea te hará amar el transporte público (bye, bye coche)
Se llama Sampo Hietanen, es finlandés, un visionario que lucha desde hace años por poner en marcha un modo de transporte público que pueda reemplazar al coche particular. Para ello, lógicamente, ha de plantear una propuesta lo suficientemente atractiva. Revolucionaria, en suma, pero no utópica, porque ya está empezándose a aplicar.

Y lo ha hecho. Hietanen lleva más de una década buscando reunir en una sola plataforma todos los medios de transporte de una ciudad (autobuses, trenes, taxis, bicicletas…) para su acceso fácil y económico a través de una tarifa plana. Incluso podría ampliarse para poder acceder también a coches de alquiler.

Simplificar la movilidad

La idea surgió en 2006, cuando Hietanen buscó con gran acierto una fórmula práctica que permitiera imaginar un futuro del transporte que promocionara la movilidad sostenible.

El objetivo era cambiar la situación aprovechando lo que ya tenemos, “un dinosaurio que no ha cambiado nada en épocas”, y hacerlo sin que se resintiese ni el planeta ni el confort o la economía de los usuarios. Una solución redonda basada en las nuevas tecnologías.

Esta idea te hará amar el transporte público (bye, bye coche)
En efecto, aprovechando que prácticamente todo el mundo tiene a mano un smartphone u tablet, las nuevas tecnologías permitirían unificar y coordinar toda la oferta. En otras palabras, el Big Data, el Internet de las cosas y las telecomunicaciones eran capaces de obrar el milagro que buscaba.

De igual modo que se unifican los servicios de las telecomunicaciones, sería factible hacerlo con el transporte. Se trataría, básicamente de concebir la movilidad como un servicio.

Todas las opciones de transporte en una app

La gran ventaja de esta solución no solo está en poder acceder a cualquier medio de transporte gracias a la unificación que se realiza a través de la app, puesto que entonces no sería distinto de lo que ofrecen otras aplicaciones.

Esta idea te hará amar el transporte público (bye, bye coche)
Sobre todo, se diferencia porque conlleva un cambio cualitativo en el uso del transporte público gracias a la coordinación que permite de cara a una utilización más inteligente y sencilla para el usuario, al tiempo que nos proporciona una tarifa unitaria que permite distintas variantes.

Para que nos hagamos una idea, las tarifas están pensadas para distintas necesidades de uso, con el fin de que las tarifas planas no acaben convirtiéndose en un gasto excesivo para personas que le dan poco uso. Así pues, a una misma persona puede convenirle uno u otro tipo en función de sus circunstancias.

Además, el sistema permite una escalabilidad muy interesante de cara a una implementación progresiva, sobre todo ahora que es una propuesta nueva. Puestos a imaginar, por qué no, podría llegar a implementarse desde dentro de un municipio hasta a nivel regional, nacional e internacional.

Esta idea te hará amar el transporte público (bye, bye coche)
Cuanto mayor sea el alcance de las medidas, más beneficios ambientales se obtienen, puesto que una de las razones por las que no se prescinde del coche es la comodidad que ofrece para trayectos medios o largos. Con sus debidos ajustes, este tipo de ampliaciones revolucionarían el trasporte mundial.

¿Adiós a los coches?

¿Y los fabricantes de coches, cómo tomarían este cambio? No demasiado bien, lógicamente, puesto que el hecho de que se popularicen los coches de alquiler al menos suavizaría la situación. Aunque sería a todas luces un drama, salvo que la automoción se llegara a revolucionar de tal manera que volviese a hacer factible el transporte propietario tanto a nivel personal como ambiental.

Todo puede ocurrir, sin duda, pero a corto y medio plazo parece imposible, con lo que este tipo de soluciones no deben siquiera tenerlo en cuenta. O, quien sabe, quizá esos nuevos inventos pudieran integrarse y mejorar la idea de movilidad como servicio.

Esta idea te hará amar el transporte público (bye, bye coche)
Ya sea a través de esta startup, denominada MaaS Global, como de cualquier otro modo. Porque, bien pensado, lo cierto es que la fórmula se adapta a la perfección a las políticas municipales de transporte.

Finlandia, país pionero

Finlandia, la patria de Hietanen, podría ser el primer país en implantar este sistema a nivel nacional. Un MaaS coordinado a través de una aplicación bautizada como Whim, creada por su compañía a finales del pasado año, también probándose en el condado inglés de las Midlands Occidentales, donde está la ciudad de Birmingham.

Whim informa a los usuarios de todas las opciones de transporte que tienen, como lo haría Google Maps, pongamos por caso. Pero va más allá, informando de horarios e incluso proporcionando el billete a buses, tranvías, metros o trenes, bicicletas y, en un futuro próximo, también coches de alquiler.

Finlandia comenzó el 12 de junio, la aplicación de pruebas ” Capricho ” en Helsinki. Esta aplicación permitirá a los usuarios planificar su ruta y comprar sus billetes de autobús, tren, bicicleta, taxi o coche de alquiler.

Esta idea te hará amar el transporte público (bye, bye coche)
Se trata, como hemos apuntado, de una solución global que funciona como un servicio de suscripción con distintas tarifas que van aumentando en función de los transportes incluidos (el uso del coche de alquiler aumenta el precio) y acceso limitado o ilimitado.

Actualmente, se ha iniciado con un número limitado de clientes, a modo de prueba y el objetivo no solo es ampliarlos a toda la ciudadanía, sino además implantarlo en cuantas más regiones o países del mundo, mejor. Por último, su financiación actualmente se basa en inversores de distintas organizaciones, cuatro finlandesas, y algunas de ellas accionistas de la empresa. Antes de comenzar a implantarlo en plan masivo, por lo tanto, precisa de apoyos: tanto de instituciones que confíen en el proyecto y decidan darle una oportunidad como de inversores.