¿Estarías dispuesto a dejar el coche aparcado para mejorar el medio ambiente?
¿Será por la crisis? ¿Será porque los medios de comunicación sólo se ocupan de dos temas: la economía y el fútbol? Sea por lo que sea, a los españoles no les preocupan los problemas del medio ambiente.

Sí, muchos reciclan. Eso queda muy bien. Sobre todo, decirlo. Pero, ¿cuántos están dispuestos a hacer sacrificios más costosos, como, por ejemplo, dejar el coche aparcado para no contribuir al aumento de la polución? El medio ambiente es un grave problema… hasta que hay que cambiar de modo de vida. Son algunas de las conclusiones que se pueden extraer de un estudio elaborado por el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) que ha incluido preguntas sobre ecología.

Casi la mitad de los consultados en dicho estudio (el 48,6%) afirma que, aunque están interesados en proteger el medio ambiente, no están lo suficientemente preocupados. El 32% asegura que tiene muy poco interés o ninguno sobre el asunto. En total, ocho de cada diez españoles no están suficientemente preocupados. Tan sólo el 15% siente interés y está preocupado por el futuro de nuestro planeta.

La mayoría de las personas no quiere complicarse la vida por la ecología. El 18% de los españoles está muy en contra de pagar precios más elevados para proteger el medio ambiente, el 23,7% está bastante en contra y el 23,6% no está ni a favor ni en contra. Solo el 30% está muy a favor o bastante a favor de ello.

El problema que más preocupa a los españoles es la contaminación provocada por el hombre en ríos, lagos, arroyos y aguas subterráneas. El segundo problema que más preocupa es el aumento de la temperatura del planeta; el tercero, el aumento de los residuos; el cuarto, el agotamiento de los recursos naturales; y, el quinto, el uso de pesticidas y productos químicos en la agricultura (¿pero cuántos de ellos compran alimentos ecológicos?).

Para proteger la biodiversidad, los españoles apuestan por aumentar las áreas naturales protegidas, establecer impuestos para quienes más contaminen e introducir normas más estrictas para los sectores económicos que perjudiquen la naturaleza.

Tres de cada diez españoles reciclan siempre o habitualmente el vidrio, el plástico o el papel, mientras que el 10% nunca recicla. Además, el 42% de los españoles nunca deja de utilizar su coche por razones medioambientales, frente al 18% que lo hace algunas veces, el 8% que abandona el vehículo a menudo y el 2% que lo hace siempre.