Este siglo se esperan graves sequías en Europa
La sequía es uno de los fantasmas que acechan nuestro futuro, plagado de eventos extremos a corto, medio y largo plazo en todo el mundo, como huracanes, inundaciones o sequías a causa del dichoso cambio climático.

En Europa, las previsiones no son nada halagüeñas para lo que queda de siglo, alerta un reciente estudio llevado a cabo por científicos del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea y de la Universidad de Kassel, en Alemania.

El siglo XXI no traerá lluvia, ni mucho menos lloverá café en el campo, como pide a ritmo de salsa Juan Luis Guerra. Si el estudio no yerra en sus previsiones, habrá todo lo contrario, sequía y malas cosechas a consecuencia de la carestía de agua que padecerá el continente.

Calor extremo

En un artículo sobre la investigación publicado en la revista Hydrology and Earth System Sciences se explica que “muchas cuencas fluviales, especialmente en zonas del sur de Europa, serán más propensas a la sequía”, afirma Giovanni Forzieri, director del estudio.

Lógicamente, la sequía se traducirá en un gran gasto para la sociedad, así como en un duro golpe para el medio ambiente. Su huella se dejará sentir sobre todo en las regiones donde se produzca un aumento de la temperatura y un consumo intensivo de agua, con lo que las sequías acabarán siendo más graves.

Este siglo se esperan graves sequías en Europa
La Europa meridional padecerá con severidad el problema. Según el estudio, las zonas del sur serán las más afectadas, con una reducción del caudal de los ríos de hasta un 40 por ciento y un aumento de hasta el 80 por ciento de los periodos de falta de agua hasta.

Las luces rojas se encienden para el sur de Francia, Italia, los Balcanes y la península ibérica que aumentarán hasta 5 grados centígrados las temperaturas medias del verano.