Europa, meca del biodiésel