Europa recicla casi la mitad del cobre que utiliza