Excavadoras aplastan miles de huevos y crías de tortugas
A menudo, los conservacionistas denuncian saqueos o robos de huevos de tortugas, pero lo ocurrido en Trinidad es un caso sorprendente que, de nuevo, demuestra el grave peligro que corre la nidificación de las tortugas en peligro de extinción. Y es que, según han denunciado grupos ecologistas de esta isla caribeña, máquinas excavadoras aplastaron miles de huevos y crías de tortugas laúd en la costa norte.

La escabechina se produjo a consecuencia del aplastamiento que las máquinas realizaron sobre más de 20.000 huevos y sus crías en una playa nifificada por las tortugas. Una acción realizada por trabajadores públicos que estaban llevando a cabo tareas para encauzar o redirigir el lecho de un río que estaba erosionando la playa, para más inri, frente a un hotel desde el que los clientes suelen observar las tortugas.

Los conservacionistas, incluso también el mismo director del hotel, critican la imperdonable chapuza que hicieron los operarios, pues la playa es conocida como uno de los más importantes lugares del mundo de anidación de estas tortugas protegidas. Pero lo peor vino justo después, ya que las crías y los huevos supervivientes a aplastamiento quedaron desenterrados y acabaron siendo devorados por perros vagabundos y buitres. Por el momento, el gobierno no se ha manifestado sobre lo sucedido, y sólo han trascendido las indignadas voces de ecologistas.

La República de Trinidad y Tobago es un estado ubicado en el sur del mar Caribe, y algunas de las islas de su archipiélago, sobre todo en la parte norte, son consideradas unas de las zonas más importantes de puesta de huevos de estar gigantescas tortugas, que pueden llegar a pesar hasta una tonelada y son centenarias. Allí retornan cada año muchas de las viajeras tortugas laúd, a desovar a su lugar de nacimiento.