Más extinciones naturales en los animales marinos del Caribe y el Pacífico
La extinción de los animales, como es sabido, no solo es consecuencia de la actividad humana. A lo largo de la historia, allá en la noche de los tiempos, cuando ni siquiera existían mamíferos, el mundo estaba habitado por nuestros ancestros. La desaparición de unas especies y la aparición de otras era algo connatural con el devenir de los siglos, tal como ocurre hoy en día, pero sin incluir el factor humano.

Conocer lo que ocurría entonces, hace millones de años, tiene una gran utilidad práctica para indagar sobre la influencia de las distintas áreas en las especies actuales. En esta ocasión, estudiar fósiles de hace 23 millones de años ha servido a los científicos para examinar sus patrones de extinción y compararlos con los riesgos naturales que actualmente enfrentan los animales en los océanos.

Ballenas y delfines, entre los más vulnerables

Tras analizar los fósiles, una investigación de la Universidad de Berkeley, en Estados Unidos, halló que determinadas regiones de los trópicos, sobre todo del Caribe, la Antártica y el Pacífico son más proclives a las extinciones naturales.

En concreto, descubrieron que en la actualidad los mamíferos marinos tienen más probabilidades de desaparecer que los moluscos y, por otra parte, ballenas delfines y focas son más vulnerables que los tiburones o los corales.

Más extinciones naturales en los animales marinos del Caribe y el Pacífico
Publicado en la revista Science, el estudio examinó los patrones de extinción de diversos fósiles y los comparó con los riesgos naturales que enfrentan los animales en los océanos hoy en día.

Los resultados del estudio ayudan a conocer las áreas de extinción en los océanos, así como su distinta influencia en las especies marinas. Habida cuenta de la dificultad de conocer las tasas de extinción en los océanos, el estudio de fósiles se ha revelado de gran ayuda para poder ayudar mediante políticas adecuadas a las especies más vulnerables.