La extracción de petróleo en Canarias implica riesgo de vertido, reconoce Repsol