Focas, leones marinos y ballenas atrapados por la basura del océano
La WSPA (Sociedad Mundial para la Protección Animal, por sus siglas en inglés) ha presentado un informe que demuestra el grave daño que produce la basura que hay en los océanos a los grandes animales marinos. La organización por la protección y defensa de los animales ha aprovechado el Simposio sobre Desechos Marinos que se celebra en Miami para presentar el informe.

Según el estudio de la WSPA, cada año, un total de 57.000 focas, leones marinos y ballenas quedan atrapados entre la basura que desecha el ser humano al mar. El daño a los animales es sólo uno de tantos perjuicios al medio ambiente que supone la contaminación de basura en el océano.

El informe lleva por título Atrapados. Los datos proceden de una revisión de los estudios científicos publicados hasta la fecha sobre el asunto.

Botellas, bolsas de plástico, latas, cuerdas y muchos otros desechos, que las personas lanzan a mares y ríos, contaminan el planeta y producen un terrible sufrimiento y angustia a miles de animales. Según Marcela Vargas, de la WSPA, es un problema que sólo puede resolverse con la colaboración de todos, en cada ciudad, cada barrios, cada casa. Atajar la raíz del problema, esto es, no desechar los residuos peligrosos y gestionar de manera correcta la basura.

Los animales se enredan en estos desechos, quedan atrapados, en muchas ocasiones, y pueden morir por asfixia o sufrir mutilaciones en partes de su cuerpo, lo que puede impedirles nadar o quedan vulnerables ante los depredadores. En cualquier caso, su vida corre peligro. Por otra parte, los residuos impiden una correcta alimentación, ya que algunos animales los confunden con comida y los ingieren, con riesgo de muerte por la toxicidad de los residuos.

Peces, aves y tortugas también sufren

Según el informe, si una ballena queda atrapada en una línea de pesca, aunque luego sea liberada, sufrirá un dolor crónico durante meses debido a las heridas provocadas. Además, puede estar días sin comer y las heridas pueden afectar a sus movimientos y a la capacidad para bucear y nadar.

El informe sólo ofrece datos de focas, leones marinos y ballenas. Pero animales más pequeños, como otros peces, aves y tortugas, también sufren el problema de la basura marina.