Fracking: más terremotos y contaminación de aguas subterráneas