Francia, en pie de guerra contra la crueldad en los mataderos