Fuerte multa por cazar un ciervo en peligro de extinción
Cazar a un ciervo le costará 9.164 dólares a un cazador bonaerense, una multa que constituye la primera sanción dispuesta por atentar contra Monumentos Naturales, así como la más cuantiosa por infringir la normativa general de recursos naturales.

El infortunado animal que pagó con su vida pertenecía a la especie Blastoceros dichotomus, también conocida como Ciervo de los pantanos, en peligro de extinción.

El cazador en cuestión tuvo la pésima idea de practicar la caza furtiva contra una especie que disfruta de una alta protección, por lo que esta multa ejemplar intenta tener un efecto no sólo penalizador, sino también disuasorio.

Alta protección ineficaz

La alta protección de estos ciervos a nivel nacional (se le ha declarado Monumento Natural de Corrientes) viene respaldada por su inclusión en el listado del Comercio Internacional de Especies AMenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), así como en la Lista Roja de la Unicón Internacional de Conservación de la Naturaleza.

Fuerte multa por cazar un ciervo en peligro de extinción
Este caso es uno más entre otros muchos, pues su caza no cesa a pesar del intento de protección desde todo tipo de instancias. Los peor parados son los ejemplares machos adultos, muy buscados por su gran cornamenta.

La multa pudo llegar a ponerse gracias a una operación policial exitosa, que a mediados del mes de diciembre culminó con la incautación de un fusil, munición, binoculares y una camioneta como herramientas y medio de locomoción utilizados para llevar a cabo cacerías.

A pesar de lo histórico de la multa, apuesto a que el susodicho no dejará de cazar el futuro, y si no es él, otros muchos lo harán en su lugar, que para el caso es lo mismo. Además de perseguirse la caza de esta especie, también se lucha contra su tenencia mediante la captura para su vida en cautiverio.