El G7 quiere poner fin a las energías fósiles