Hemos rebasado 4 de los 9 límites que regulan la estabilidad del planeta