Incentivar con bonus a los trabajadores que respeten el medio ambiente
Algunas empresas incentivan a sus trabajadores con bonus, un extra por conseguir ciertos objetivos, por trabajar de forma eficiente, en una palabra. Hasta ahora, el criterio para otorgar tales incentivos era meramente económico: si el trabajador hacía ganar dinero a la empresa, ésta le compensaba con ese extra, con más dinero en su sueldo.

En la actualidad, algunas empresas están cambiando esos criterios para ofrecer bonus. En vez de buscar una mejora económica para la empresa, se busca la responsabilidad medioambiental de los empleados. En particular, eran los altos ejecutivos los más acostumbrados a que su retribución variable se asociara a los resultados financieros de la compañía. Pero el mundo cambia y, primero en la sociedad anglosajona, y después en otros países como España, ya hay empresas que asocian el bonus al comportamiento social y ambiental.

Tres cuartas partes de las empresas norteamericanas siguen vinculando la remuneración al comportamiento financiero de la empresa, pero, en los últimos años, ha aumentado el interés por incluir la sostenibilidad en la compensación de los directivos.

La estrategia es aún incipiente en España, pero algunas empresas ya vinculan ciertas variables ecológicas a la remuneración. Repsol o Telefónica son algunos ejemplos.

Acciona ha revisado este año su política de remuneración para vincular un porcentaje de su retribución variable a objetivos de sostenibilidad. Así, el grupo ha aprobado el Bono Acciona 2012, muy vinculado al nuevo Plan Director de Sostenibilidad, que contempla el cumplimiento de 42 objetivos. La obtención del incentivo se consigue a partir de tres aspectos: resultados financieros, individuales y sostenibilidad (que tiene un peso medio del 5%). Se pondrá en marcha este mismo año para directivos y gerentes de las áreas de energía, agua, infraestructuras y corporativa (unas 1.500 personas). El objetivo es aplicarlo en 2015 a todos los empleados con opción a bonus.

La iniciativa pretende fomentar tanto objetivos individuales como compartidos. Es un refuerzo a la estrategia de sostenibilidad del grupo y facilita el compromiso de los empleados. El desarrollo del proyecto ha supuesto dos años de trabajo.

Heineken lleva dos años incluyendo la sostenibilidad en la retribución, un sistema que liga el bonus a los objetivos de cada área y que también aplica la filial española de la multinacional cervecera.

La retribución variable de los directivos de la cadena de hoteles Meliá también tiene incorporada, desde 2009, la sostenibilidad, tanto en el área corporativa como en las unidades de negocio y en los hoteles.