Iniciativa de la ONU para salvar los océanos
Oceans Compact es el nombre del último intento desesperado de las Naciones Unidas para promover el cuidado de los océanos frente a las numerosas amenazas que los acechan, como el cambio climático, la polución o la explotación pesquera.

Una vez más, resulta admirable la gran voluntad de la ONU para preservar el medioambiente, aunque no desistir en su empeño forma parte de su obligación como organismo cuyo lema es Nosotros los pueblos, unidos por un mundo mejor. Aunque, todo sea dicho, en tantas ocasiones estas palabras suenen tan huecas, por ejemplo tras los fracasos de las cumbres climáticas internacionales que organiza.

En esta ocasión, el pacto propuesto por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, busca la creación de un nuevo acuerdo internacional para promover la preservación de los océanos, a traves del cual se coordinaran las organizaciones relacionadas con la ONU involucrando a ONG, empresas y al mundo académico para afrontar los problemas que padece el universo marino.

Asímismo, dentro del acuerdo se creará también un grupo de consulta que formado por representantes de la ONU, altos mandatarios políticos, científicos, empresarios y científicos, quienes tendrán la gran responsabilidad de establecer un plan de acción con objetivos concretos para reducir la contaminación, la acidificación de las aguas, erradicar las especies invasoras, recuperar poblaciones vulnerables y proteger determinadas zonas con salvaguardias.

El anuncio de Oceans Compact coincidió con el 30 aniversario de la Convención sobre el Derecho del Mar de Naciones Unidas, en cuyo discurso Ban habló del calentamiento de las aguas y de los riesgos que supone el cambio climático, con “cambios irrevocables en procesos que apenas comprendemos, como las grandes corrientes que afectan a los patrones climáticos”, dijo en su discurso pronunciado en la Expo internacional Yeosu 2010, en Corea del Sur, celebrada bajo el lema Por unos océanos y costas vivos.