Invasión de medusas obliga a parar una central nuclear