Invertir mientras se compensa CO2