Invertir para conservar la biodiversidad es barato
Un nuevo informe elaborado por la ONU advierte de que tendrán que gastarse millones de euros si se desea preservar la biodiversidad, frenar la destrucción de los hábitats, y conservar las especies y los recursos naturales. Una cantidad de dinero enorme, pero mucho menor que los costes que habrá que hacer frente si la destrucción continúa.

Estos otros costes provendrán de la escasez de agua, de la disminución de la productividad agrícola, del cambio climático y del agotamiento de las poblaciones de peces, entre otros. Así, los peligros de la destrucción de la biodiversidad representan una de las amenazas más graves para el futuro del planeta y del ser humano.

El principal autor del informe ha sido el economista Pavan Sukhdev, que ha señalado que, aunque el estudio aconseja invertir cantidades ingentes de dinero para preservar la biodiversidad, proporcionará beneficios mucho más allá de la diversidad biológica, como la salud humana, los medios de vida de las personas y el desarrollo sostenible. En definitiva, se logrará un ambiente más sano y más seguro.

Por ejemplo, la conservación de las poblaciones de peces costaría de 800 millones a 3.000 millones de euros por año, pero se vería compensado por los beneficios: la pesca mundial tendrá un valor de 50.000 millones para pescadores y consumidores si la pesca se gestiona mejor. El gasto para lograr una agricultura sostenible alcanzaría un coste total de 12.000 millones euros para 2020, pero el resultado sería una mayor productividad y una mejor nutrición para millones de personas.

Pero, además, esta inversión, no sólo supondría un beneficio para la naturaleza, preservando los valiosos ecosistemas, sino también sería una forma de generar empleo, activar la economía, mientras se conservan los recursos.

El estudio también recuerda un concepto cada vez más usado: el capital natural, la estimación de la cantidad de recursos naturales en términos monetarios. Ese valor es mucho mayor de lo que parece a simple vista. Por ejemplo, bosques bien cuidados permiten el suministro de agua dulce para consumo humano y evita la erosión del suelo. ¿Cuánto vale un bosque sano?