Irlanda combate la crisis siendo más verde