Islas Galápagos, ejemplo de buena gestión ambiental