Japón, obligado a dejar de cazar ballenas en la Antártida