Japón teme el inminente despertar del Monte Fuji