La biomasa es esencial para los países en desarrollo