La buena gestión de residuos, una asignatura pendiente