La catedral de York cubierta de césped