La contaminación, un problema para los atletas de los Juegos Olímpicos de Londres