La extracción de gas pone en peligro la Gran Barrera de Coral