La fotosíntesis podría generar la energía del futuro