La humanidad debe cambiar el modo de vida o desaparecerá, dice el Príncipe de Gales