La humanidad seguirá dependiendo de los combustibles fósiles durante décadas