La jirafa, una víctima de la sexta extinción