La leona que ama (y abraza) a los dos hombres que le salvaron la vida