¿La mayor fábrica de clonación animal busca hacer negocio o salvar especies?
China quiere convertirse en líder mundial de clonación de animales, y en aras de su objetivo está a punto de abrir la mayor fábrica especializada en tal fin. Será en 2016, dispondrá de una instalación de 14.000 metros cuadrados y tiene una inversión de 200 millones de yuanes, cerca de 30 millones de euros.

BoyaLife es la empresa que hay detrás del proyecto, y sus planes inmediatos tienen poco o nada que ver con la salvación de especies en peligro de extinción. Sin embargo, afirma que entre sus proyectos está esta salvar especies amenazadas.

Por lo pronto, empezará a funcionar a principios de año en Tianjin, ciudad a unos 160 km de Pekín con objetivos vinculados a la industria cárnica. En concreto, su principal objetivo será clonar vacas para satisfacer la creciente demanda de ternera en el país.

Carne, caballos de carreras y perros rastreadores

Si todo sale según lo previsto, BoyaLife producirá 100.000 embriones de vaca de “calidad superior” al año. Posteriormente espera producir el 5 por ciento del mercado chino de ternera de primera categoría.

¿La mayor fábrica de clonación animal busca hacer negocio o salvar especies?Otros de sus objetivos son clonar caballos de carreras campeones y perros rastreadores para uso policial. A su vez, sus responsables afirman que la fábrica ayudaría salvar especies que estén al borde de la extinción.

Salvar especies, un servicio a la humanidad

Como era de esperar, salvar especies también se enfoca desde un punto de vista utilitario. Su contribución al respecto se considera un servicio a la humanidad.

Están convencidos de que van a hacer historia. Afirman que no solo les mueve el dinero. “Va a cambiar el mundo y mejorar nuestra vida. Así que estamos muy, muy entusiasmados con ello”.

Recordemos que los científicos chinos llevan lustros clonando animales de granja. Quizá también puedan clonar osos panda. Pero con cuidado. No demasiados, que la ley de la oferta y la demanda podría depreciarlos.