La NASA anuncia el colapso irreversible de la civilización industrial