La OMM alerta sobre las “consecuencias aterradoras” del cambio climático