La ONU gasta más de tres millones de dólares en generar trabajo mediante la protección ambiental de Costa Rica