La ONU pide detener la riqueza económica creada a costa de los recursos ambientales