La pesca de arrastre destroza el lecho marino
La pesca de arrastre intensiva, no sólo hace peligrar la supervivencia de muchas especies de peces, sino también el relieve del fondo marino: en sólo cuatro décadas, según un estudio del CSIC y de la Universidad de Barcelona (UB) publicado en la revista Nature, el arado reiterativo de los sedimentos blandos del lecho marino por la pesca de arrastre ha alterado la dinámica sedimentaria natural y ha suavizado y simplificado la morfología submarina original.

El científico Pere Puig, investigador del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona, ha explicado que el estudio se ha realizado en el cañón submarino de La Fonera, en Palamós (Girona), con instrumentos oceanográficos que miden la puesta en suspensión del sedimento marino por el arado que ejerce la pesca de arrastre.

El trabajo se ha centrado en el impacto de la pesca de arrastre sobre el lecho marino del talud continental superior, situado entre 200 y 900 metros de profundidad. Los taludes continentales y, en particular, los flancos o las vertientes de los cañones submarinos, son regiones del fondo marino con una pendiente relativamente elevada y que, tradicionalmente, han sido explotadas por las flotas arrastreras.

Se ha comprobado que los principales cambios en el relieve submarino se han dado en las zonas de actividad de la flota arrastrera, mientras que las zonas donde no se produce este tipo de pesca conservan su relieve natural, más acentuado e irregular.

Con el arrastre, los sedimentos superficiales se levantan con facilidad y tienden a desplazarse en suspensión hacia la pendiente, formándose avalanchas de fango y nubes turbulentas cargadas de sedimento que se desplazan desde los caladeros hacia sectores situados a mayor profundidad.

El fenómeno hace que el relieve en barrancos del fondo marino se transforme en terrazas o bancales y que se aprecie una reducción de la rugosidad del fondo. Estos cambios son similares a los que se producen por las actividades agrícolas en tierra firme. En los caladeros del talud continental, el arrastre se puede llegar a producir a diario.

El trabajo indica que las consecuencias ecológicas y los efectos sobre la biodiversidad marina de este tipo de pesca son evidentes en algunos lugares del mundo, como los fondos de corales de aguas frías, que resultan arrasados por el paso de las artes sobre el lecho marino.