La población de leones en África disminuye
Un reciente estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Duke (Estados Unidos) ha calculado la población total de leones en África en 32.000 ejemplares. Para llegar a esta conclusión, se han tomado en cuenta datos obtenidos mediante la teledetección de los hábitats de la sabana.

Este nuevo cálculo de la Universidad de Duke no difiere mucho de las estimaciones hechas en 2002 por dos grupos independientes, pero es inferior a las estimaciones publicadas en 2006 por los delegados en dos conferencias de la Unión Internacional por la Conversación de la Naturaleza (UICN).

La organización LionAid, que trabaja para la protección de la especie, ha elaborado, por su parte, una evaluación sobre la base de varias publicaciones desde 2006, sus propias conclusiones tras la conferencia celebrada en marzo de 2012 y la percepción en diferentes países.

Según LionAid, de los 49 países de África donde vivían leones, se han extinguido en 25 (por tanto, en un 51% de ellos). Además, están casi extinguidos en otros diez (el 20%). En definitiva, los leones sólo cuentan con poblaciones estables, numerosas y sanas en catorce países. Por otra parte, sólo hay cinco poblaciones con más de mil leones, que se encuentran, tres de ellas, entre Tanzania y Kenia, otra en Sudáfrica y otra que vive entre Botswana y Zimbabwe.

Más leones es África del sur y oriental

La población de leones en África disminuye
En África occidental y central, se estima que sobreviven entre 645 y 795 leones salvajes, mientras que en el sur y el este del continente quedan 14.450 ejemplares.

Este total es un 58% menos que los que había en 2006. De las veinte zonas de leones africanos en las regiones occidental y central identificadas en 2006, la organización LionAid cree que los leones se extinguieron en 13 de ellas. De las 66 localidades del este y del sur de África identificadas en el año 2006, las estimaciones de LionAid señalan que los leones se han extinguido en 21 áreas.

Las poblaciones de leones ha disminuido por varias razones: la pérdida de hábitat, la desaparición de sus presas debido a la caza furtiva y el comercio ilegal, el conflicto con el hombre, algunas enfermedades y la caza deportiva.