La población de lince en Andalucía se triplica en nueve años
Las actuaciones realizadas por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía favorecen un aumento del 217% en su número desde el año 2002 y la mejora de todas las poblaciones de lince en dicha comunidad autónoma.

El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha señalado que los censos anuales realizados por su departamento han registrado en 2011 una población de 298 ejemplares de lince ibérico. Esto supone que se ha triplicado la población del felino en los últimos nueve años gracias a los proyectos de conservación puestos en marcha por su departamento y apoyados por la Unión Europea, en especial, gracias al programa Life-lince.

El censo provisional de lince ibérico en Andalucía supone un incremento del 10% respecto a los 275 linces censados el año pasado en la comunidad autónoma y del 217% respecto a los 94 ejemplares del 2002. Se confirma, pues, la tendencia a la recuperación experimentada en los últimos años.

Especialmente significativos son los datos de la población de lince de Doñana-Aljarafe. Allí, el número de ejemplares se ha duplicado en los últimos años, pasando de los 41 linces censados el año 2002 a los 88 de este año. El incremento del 240% en la superficie ocupada por los felinos y en el número de hembras territoriales (19, cuando un año antes se contaban 17) son muy buenos datos y avalan las actuaciones enmarcadas en el actual proyecto Life-lince. “La población de Doñana-Aljarafe podría estar empezando a salir de su crítica situación”, ha afirmado el consejero.

Este aumento de la superficie que ocupan los linces en la zona se relaciona directamente con las actuaciones realizadas por la Consejería de Medio Ambiente para la mejora de hábitat y de las poblaciones de conejo, principal alimento del lince.

Si el proyecto Life Iberlice para la conservación del lince ibérico continúa siendo un éxito, se espera aumentar la población del felino en un 66% en los próximos cinco años, lo que permitiría rebajar un peldaño el grado de amenaza de la especie según los criterios internacionales de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Entre los objetivos del proyecto, se encuentran restaurar la distribución histórica del lince ibérico en Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Portugal.