La población de renos cae en picado en las tres últimas décadas