La polución del aire matará a 6.6 millones de personas en el 2050
La contaminación del aire, la gran cantidad de gases, gotitas y partículas dispersas en al aire que respiramos, resulta nefasta para la salud. Hasta tal punto que nos puede costar la vida misma. De hecho, la mortalidad temprana a consecuencia de la polución atmosférica ha cobrado dimensiones de empidemia, con más de tres millones de muertes anuales que podrían duplicarse en 2050.

Así lo afirma a nueva reciente investigación publicada en la revista Nature. Si sus pronósticos no fallan, es decir, si no se toman medidas al respecto, en apenas 35 años un total de 6,6 millones de personas fallecerán de forma prematura por esta causa.

El doble de fallecimientos

La investigación advierte del peligro que supone la agricultura industrial como fuente de contaminación más dañina en entornos donde la contaminación está regulada, por ejemplo el ámbito europeo y Estados Unidos.

Aún así, no podemos perder de vista que la polución atmosférica provocada por la agricultura intensiva es un peligro generalizado en todo el mundo, que mata a 600.000 personas cada año. Sin embargo, son las emisiones generadas en áreas urbanas, como las que provienen de los sistemas de calefacción y las cocinas en países en desarrollo las que más muertes provocan por este motivo en todo el mundo.

La polución del aire matará a 6.6 millones de personas en el 2050
India y China son las áres del planeta más afectadas. En ellas, más de un tercio del total de muertes se produce por esta causa. Las cuatro ciudades más contaminadas son indias (Nueva Delhi, Patna, Gwalior y Raipur), según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud. Además, un millón de chinos morírá prematuramente por estas causas y la mitad de ellos respiran un aire altamente contaminado.

Para llegar a estas conclusiones, investigadores del Instituto Max Planck de Química (Alemania) han estudiado diferentes fuentes de contaminación del aire relacionados con una mortalidad prematura, combinando datos poblacionales y datos relacionados con la salud pública con un modelo global de química atmosférica.