La presa del río Omo perjudicará a los indígenas de la zona