La reforma del Canal de Panamá puede reducir las emisiones de carbono