La UE prohíbe la amputación de aletas de tiburón
Se conoce como “aleteo” (finning, en inglés) y es una de las prácticas más crueles que inflige el ser humano a un animal: se caza a un tiburón, se le corta la aleta dorsal y se devuelve el tiburón al mar, que se desangra lentamente. La mayoría de países prohíben esta salvajada. Pero se sigue practicando, lo que está llevando a algunas especies de tiburón a la extinción.

Los grupos animalistas y ecologistas denuncian que no hay una implicación real por parte de las autoridades para frenar la terrible práctica. Ahora, el pleno del Parlamento Europeo ha dado un paso en la lucha contra el aleteo votando a favor de las medidas propuestas por la Comisión Europea para endurecer las medidas contra tal práctica.

La propuesta es obligar a los buques de los pescadores a desembarcar el animal entero, sin las aletas amputadas. El aleteo, en realidad, está prohibido en la Unión Europea desde 2003. Sin embargo, la legislación prevé ciertas excepciones bajo determinadas condiciones para permitir desembarcar las aletas en un puerto y, el cuerpo del tiburón, en otro diferente. Bruselas también quiere poner fin a estas excepciones.

La amputación de las aletas se realiza en la mayoría de las ocasiones con el tiburón aún vivo. Muchos pescadores se arriesgan a infringir la ley y a elevadas multas porque hay compradores, especialmente de Asia, que pagan muchísimo dinero por las aletas de tiburón. Sin embargo, por el resto de la carne de tiburón se paga muy poco. En otras palabras, a los pescadores no les conviene transportar todo el peso de los tiburones enteros.

Españoles y portugueses, los que más la practican

Según el Parlamento Europeo, los españoles y los portugueses son los que más permisos tienen para realizar este cercenamiento de aletas. Los eurodiputados han votado con el siguiente resultado: 566 votos a favor de las medidas de Bruselas, 47 en contra y 16 abstenciones. Así mismo, han rechazado algunas enmiendas que defendían el mantenimiento de ciertas salvaguardas para los buques congeladores.

El eurodiputado de Los Verdes Raúl Romeva (ICV), ha celebrado la nueva legislación que promueve el Ejecutivo comunitario, que pondrá fin a las lagunas que permitían el cercenamiento en ciertos casos. Grupos como Ecologistas en Acción o la coalición internacional Shark Alliance han aplaudido la medida. Cerca de un tercio de las especies de tiburones están amenazadas. En Europa, la tintorera (Prionace glauca) y el marrajo (Isurus oxyrinchus) son las especies más capturadas.